La Mengambrea

Sexo, UNIX y rocanrol
2006/03/28

Falla de seguridad en Firefox

Y esta no es otra aburrida "ejecución de código remoto" o "buffer overflow" o esas cosas que sólo espantan a los geeks porque sólo ellos las entienden.1 No, esto es serio. La primer línea del reporte le dará una idea inequívoca de la gravedad de la situación:
Esta falla de privacía fue la causa de que mi novio y yo rompiéramos después de cinco años de noviazgo.
Aparentemente, en ciertas condiciones muy especiales, después de instalar Firefox en Windows de una manera un tanto rebuscada, cuando uno configura el navegador para guardar contraseñas de sitios web y luego hace excepciones explícitas para algunos sitios, otros usuarios de la misma PC pueden ver una lista de esas excepciones.

La autora de este reporte y su (ex) novio compartían una máquina. El muchacho, perversón como es, veía porno a escondidas (hey, quien esté libre de culpa que arroje la primera piedra). La novia se enteró de la lista de sitios que su peor-es-nada frecuentaba, y "la mierda llegó al ventilador" (sic).

Los desarrolladores de Mozilla, constructivos y amables como son, dieron consejo marital y moral a la usuaria. Uno incluso sugirió como workaround "nunca compartas una máquina con tu novia".

Vínculos: Bug 330884, en bugzilla.mozilla.org (inglés; haga "scroll" hacia abajo para leer los comentarios).

[1] Ya fuera de broma, desde que empecé a tener un poco más de tráfico me he percatado de que hay mucha gente que aún usa Internet Explorer. Jóvenes, ese navegador tiene más hoyos que una coladera. Visita usted una página "crackeada" y se le instala un troyano y su máquina se convierte en un zombie más de phishers y espamers (lea la más reciente de estas historias, en el blog del Washington Post). Y luego quien tiene qué filtrar toda esa basura soy yo. En buenísima onda, hágale un enorme favor a este su amigable editor y deje de usar esa cosa. Instale Firefox, o instale Opera. Es rápido y fácil, y le estará haciendo un bien a la Internet. Gracias de antemano.

[Foto: Firefox, o panda rojo (Ailurus fulgens), en el zoológico de Barcelona. Fuente: PaRaP's photostream en Flickr. Copyright © 2005, Dani Armengol, algunos derechos reservados. El uso de esta fotografía está permitido bajo los términos de la licencia Attribution, como la publica Creative Commons.]

Etiquetas:

Enlace permanente   - 04:27 - deje un comentario (hay 5)
Blogger -. gabito .- dijo:
me declaro libre de agujeros. aunque sea de la mayoría: usaba opera hasta hace 2 años y, hoy día, no salgo del firefox casi para nada, gracias a XUL.
Blogger MooseHP dijo:
Que botana neta... una razon mas por la que utilizo Linux y Opera...

Saludos
Blogger César dijo:
There is no Dana only XUL...

Aunque de momento lo que más me gusta es el nuevo modelo de Mozilla para manipular el DOM de XML desde Javascript. Si tan solo no hubiera gente usando IE, mi trabajo sería tanto más fácil...

*suspiro*

Saludos, moose. Si ves esto y tienes tiempo, cuéntame si algo aquí no se ve bien en Opera, para repararlo. Gracias por visitar.
Blogger Nittai dijo:
Por qué pusiste un panda rojo? Yo creo que es de los animales más bonitos que existen.
?Qué no pudiste encontrar una foto de algún "zorro de fuego"? eh eh?

Sí, ya me queda claro, que debí haber dejado a mi ex después de que descubrí que todas las noches se ponía a ver porno en internet en vez de... bueno, otras alternativas. Siempre se está a tiempo de aprender. :P
Blogger César dijo:
¿Así como un zorro quemándose? Pero ¡eso es horrible! :-O

Pero nooooo ¡no aprendas eso! La lección es que no compartas con tu güey tu PC, o al menos tu usuario... no que pretendas encontrar uno que no vea porno.

Porno. Es de mal gusto, seguro... y pensando en, ahem, ese caso particular tuyo, una INMENSA estupidez. Pero considera que el güey normal está alambrado para buscar sexo con el mayor número de mujeres posible, lo cual tiene sentido desde un punto de vista evolutivo. Si encuentras uno que te diga que no mide a cada mujer que ve como una pareja sexual potencial... ¡no te fíes de él! ¡O te está mintiendo, o está enfermo de la cabeza!

Y mi punto es que el porno es un escapismo inofensivo para ese impulso irresistible de buscarle el modo a la vecina, a la colega, a las amigas y a las zorras de fuego en la calle.

Es como una válvula de seguridad para liberar la presión de la monogamia, sin faltar a ese compromiso. Y hey, eso no puede ser malo, ¿no?
Haga clic aquí para dejar un comentario
Crear un vínculo
g