La Mengambrea

Sexo, UNIX y rocanrol
2006/01/07

Día 14: Veracruz - México


Apenas nos amaneció nos salimos a la playa. La playa en Veracruz no es la cosa más linda, pero vaya, si he nadado en Puerto Arista nado en donde sea. Salió el sol y todo. Hicimos hoyos en la arena, nos revolcaron algunas olas... lo usual, pues. Luego desayunamos, decidimos meternos un rato a la alberca, y emprendimos la segunda parte del viaje.

Sólo una observación: ¿qué caraxo les pasa a las casetas de cuota en el estado de Puebla? Específicamente: la caseta de Amozoc. De verdad que no tienen madre. Y eso que esta vez me tocó leve (léase: menos de media hora de cola), aunque el lado opuesto, hacia Orizaba, se veía de miedo (más o menos igual que lo que me tocó de ida). Y ya para agregar burla al insulto: "Esta caseta no tiene sanitarios", reza un letrero. No es que quisiera mear, pero nomás de imaginarme una hora de cola, esperando llegar al menos al baño, y toparse con esto...

En fin. Fuera de esto, todo sin novedad hasta México. Llegamos más o menos hambreados, de forma que decidimos cenar en el "Chazz", un changarro de hamburguesas muy pitifir que nos gustaba cuando éramos un poco más jóvenes y más chilangos.

Sigue siendo bueno. Pero no puedo menos que observar: qué fresa es ese antro. ¿Será que realmente me parecía a la clientela que vi hoy en la noche?

Sí, probablemente. Es impresionante lo mucho que uno puede cambiar en pocos años.

Etiquetas:

Enlace permanente   - 11:09 - deje un comentario (hay 0)
Haga clic aquí para dejar un comentario
Crear un vínculo
g