La Mengambrea

Sexo, UNIX y rocanrol
2007/02/14

¿Porqué la gente piratea?

En mi experiencia, la gente es básicamente decente y respetuosa de la ley: uno no ve todos los días que alguien entre a una tienda de música y se robe un CD. ¿Porqué esas mismas personas parecen aplicar un estándar moral distinto, cuando se trata de descargar esa misma música de la Internet? O comprársela a un pirata "profesional", para el caso.

He estado dando vueltas a esta pregunta, gracias a Gaby. Y llegué a una conclusión, a ver qué le parece a usted.

[Agentes de disqueras, SGAE, RIAA, BSA y demás entidades nefastas: probablemente se ahorrarán varios accesos de náusea dejando de leer justo ahora.]

Independientemente del alto costo de los artículos originales, la conveniencia de la música en línea y otros factores incidentales, yo pienso que el fondo de la cuestión es este: la gente piratea porque no percibe que hacerlo sea algo inmoral, a pesar de los esfuerzos de la industria por crear una percepción artificial de inmoralidad ("¿qué le estás enseñando a tus hijos?" y esas estupideces). Y la gente no lo percibe como un acto inmoral porque probablemente no lo es. Es ilegal, sí, y la ley suele ser una buena guía para decidir si algo es moralmente correcto; pero yo no creo que ese sea el caso con las leyes actuales sobre "propiedad intelectual".1

Las leyes no se hacen para beneficiar a un grupo de individuos en particular—autores y distribuidores en este caso—, se hacen para beneficiar a toda una sociedad. Históricamente, el propósito del copyright era ese: fomentar el acervo cultural de la sociedad, al que todo mundo tiene acceso irrestricto para aprender, crear, superarse. Engordar el dominio público, pues. El copyright pretendía conseguir esto recompensando a los autores con un breve monopolio temporal sobre sus obras;2 la idea siendo que esa ventaja artificial en el mercado los motivaría a crear más obras, que en su momento pasarían al dominio público, beneficiando a todos.

Hoy, sin embargo, la noción del copyright como una restricción temporal para obtener un beneficio en el largo plazo es incluso novedad para muchas personas, que nunca han visto expirar al copyright de nada y probablemente nunca lo vean. Considere este blog, y las fotos y el software en él: protegidos por derechos de autor hasta el siglo XXII, probablemente. Este material jamás llegará al dominio público, para todo fin práctico que un lector como usted pueda perseguir. Quizá ni siquiera sus hijos vean expirar estos copyrights. Si le pregunta a sus amigos quién es el titular de los derechos de autor de la obra de Cervantes, es muy posible que incluso se pongan a pensarlo, como si fuera una pregunta razonable.

El ciudadano común, vulgar y silvestre, simplemente no percibe la existencia de un "contrato social" detrás del copyright. Sin este parámetro, ante la tentación de obtener música pirata, o películas o software, uno evalúa la moralidad del acto considerando sólo los efectos inmediatos: "¿a quién beneficio y a quién perjudico, y en qué proporciones, si me bajo este álbum?" El razonamiento, quizá inconsciente en muchos casos, probablemente es como sigue:
«¿A quién perjudico? Pues a nadie, realmente. Bueno, al artista y su disquera, pero no es como si les hubiera robado la cartera: su música aún la tienen, íntegra, para venderla a quien quieran. Sí, pierden una venta conmigo... pero al precio que venden los originales, no les habría comprado nada de cualquier forma. Y como sea, todos esos artistas son millonarios, ¿no? ¿Qué daño puede hacerle dejar de ganar unos centavos a gente que vive en mansiones y se mueve en Ferraris? Y ¿a quien beneficio? Hombre, a mi, claro. No es gran cosa, pero ahora tengo música para escuchar que antes no tenía.»
Así pues, en un platillo de la balanza hay un claro beneficio; en el otro, un insignificante perjuicio hipotético a algunos millonarios.

Dígame, así, neto, ¿a quién podría sorprenderle la decisión final?

Por supuesto, estoy simplificando esta cuestion para fines ilustrativos. En realidad, dependiendo de la persona, algunos considerarán factores como "qué pasaría si todo mundo decidiera hacer lo mismo que yo", "este artista no es televiso ni tiene contrato con Sony, así que sí le puede hacer diferencia" o, por supuesto, "qué tanto me estoy arriesgando al hacer algo ilegal". O el factor que aplicaría al caso de un artista que vende baratas sus obras, y que por cierto es el mismo razonamiento que yo como autor espero de usted: "sus demandas son bastante razonables, no me cuesta nada respetarlas".

Pero el punto es que la evaluación de la moralidad o inmoralidad de infringir derechos de autor es un juicio de cada persona, porque la ley no ayuda en lo absoluto: el que algo sea ilegal, en este caso, no es una buena indicación de que sea moralmente incorrecto. Y la base para esa evaluación moral personal comienza con un balance en el que piratear tiene por mucho la ventaja.

Y ¿qué concluyo de esto? Que no hay nada inherentemente inmoral en "piratear", sólo una colección de factores que usted debe ponderar, con su propio criterio personal, hasta decidir qué es lo correcto en cada caso.3 Personalmente, yo doy mucho peso a respetar los deseos de los artistas, y a no infringir la ley mientras eso sea razonable y práctico; de ahí que casi todo lo que ve usted aquí es Creative Commons, y las aburridas leyendas de crédito para cada cosa que uso. Pero ese soy yo. Usted debe tomar sus propias decisiones.

El día en que la ley sea reformada y se rescate el objetivo social del copyright, en que el monopolio otorgado se reduzca a diez años, o algo como eso, será el día en que yo decidiré que respetar la ley es lo moralmente correcto, sin necesidad de evaluar cada caso.

Vínculos: Descargar o no descargar…, en el blog de Gaby. Copyright, en la Wikipedia en español. La Innombrable, informativo artículo en la Inciclopedia, acerca de la SGAE española (humor ibero, sí, pero accesible, estimo yo).

1 La mera noción de "propiedad intelectual" es cuestionable. Me queda claro cómo alguien puede ser dueño de una casa, una vaca o una laptop, pero ¿se puede ser "dueño" de una idea? Incluso si está usted de acuerdo con eso, tendrá que aceptar que esa noción es puramente artificial, válida sólo mientras una sociedad decide voluntariamente "jugar" con esa regla. Esto es una cuestión filosófica, y no lo culparé si decide no seguirla hasta su conclusión última; pero téngala presente al menos cada vez que un chino decida que nuestras reglas le importan un pito.
2 14 años, originalmente. Renovables una vez, si el autor seguía vivo, para un máximo de 28 años.
3 Incluso el caso de un pirata que vende la obra de alguien más es defendible, tan pronto uno abandona la noción de que las ideas pueden tener "dueño". Esto es radical, claro; pero en calidad de experimento mental: si un pirata es capaz de producir su material a menor costo, con calidad comparable a los producidos por una disquera, ¿acaso no el mercado debería favorecerlo? Oferta y demanda, ventaja comparativa y todo eso. Una disquera podría competir con los piratas en precio y calidad, haciendo más eficiente su producción y vendiendo por volumen. Pero siempre es más cómodo esconderse tras una ley que condona la ineficiencia y el abuso a los consumidores.


[Foto superior: Windows XP Pirated Edition, como se ve en cualquier café internet de Croacia. Fuente: jurvetson's photostream en Flickr (parte de su colección Pirates). Copyright © 2005 Steve Jurvetson, algunos derechos reservados. Foto inferior: la fiesta de cumpleaños bucanera de Sierra. Fuente: kk+'s photostream en Flickr (parte de su colección de fotos de esa fiesta, que se ve que se puso buena). Copyright © 2005 Kris Krug, algunos derechos reservados. El uso de estas dos fotografías está permitido bajo los términos de la licencia Attribution 2.0, como la publica Creative Commons. Foto central: obras de Cervantes representadas en plena calle, en Alcalá de Henares. Fuente: capitan-patata's photostream en Flickr (parte de su colección Alcalá de Henares). Copyright © 2005 José Manuel Holguín, algunos derechos reservados. El uso de esta fotografía está permitido bajo los términos de la licencia Attribution-NonCommercial-NoDerivs, como la publica Creative Commons.]

Etiquetas: ,

Enlace permanente   - 23:29 - deje un comentario (hay 14)
Blogger Zereth dijo:
¡Que buen post!

Es cierto, lo inmoral no precisamente es ilegal y viceversa y al revés volteado.

De todo el rollazo, tus últimas líneas, respecto a la anotación 3., siempre he tenido esa inquietud, si un vendedor de cd's piratas puede ofrecer los cd a menor precio, la compañía disquera podría competir ese precio, pero ahí la ganancia disminuye para los intermediarios, entonces que se joda el artista y el consumidor? Creo que así es.

Y otra cosa, pareciera ser que los mismos que combaten la piratería están a favor de ella. Cuando he querido conseguir software aquí en México hay pocos establecimientos la mayoría son accesibles fuera del país mediante internet, pero hay muy pocos establecimientos donde comprar softwar "original"... en cambio por qué los programas si están fácilmente disponibles de forma pirata? Resulta que ellos tienen más idea de los programas que se consumen? O las mismas compañías favorece su línea de venta pirata? porque de alguna forma consiguen los programas, películas, incluso antes de que salgan a la venta... curioso no?


Saludos
Anonymous fanelian dijo:
Yo sí creo que las ideas tienen dueño, porque vaya, a alguien se le ocurrió y si no se le hubiera ocurrido ¿qué importa quien pudiera haberlo hecho de la manera más eficiente? Y de esta manera, creo que es justo por lo menos que la persona que inventa, descubre o crea algo nuevo reciba una parte del beneficio que su creación genere. Lo malo del asunto es cuando los credores ceden sus derechos, porque se vuelve menos claro.

En el caso de la música, yo en lo particular, por ejemplo, no pienso gastar 140 pesos por un disco con solo una buena canción, pero me gusta tener los discos originales cuando son más que "one hit wonders"- esos de todas formas los reproducen hasta el agotamiento en el radio, así que ¿por qué no "bajarlas"?

Con los DVD, por otra parte, la única piratería que admito son las series o películas que no se Distribuyen legalmente en México y que probablemente nunca se distribuirán (Asiáticas, principalmente). Me consuelo con la idea de que no puedo estarle causando pérdidas a una persona o empresa que, en primer lugar, no contaba con venderme nada a mi.

Software: Malditos precios astronómicos: ellos se lo buscan XD
Blogger César dijo:
Gracias, Zereth. Al final, creo que quedó demasiado largo y tedioso, un rollazo como dices, pero lo escribí apurado. Y vaya, pues todo el punto es que sin un "contrato social", realmente es difícil encontrar un fundamento moral convincente para respetar el copyright indiscriminadamente.

Fanelian, muchas gracias por esa nota. No estoy seguro de si estoy de acuerdo o discrepo contigo... lo cual, por supuesto, no sería nada malo: ni me considero poseedor de la verdad absoluta de la vida, y además nos daría algo interesante qué discutir, si un día nos toca compartir un avión a tu pueblo o algo :)

Yo no creo que las ideas tengan dueño. La "propiedad intelectual", a diferencia de los objetos físicos, no tiene porqué ser escasa: una idea puedes compartirla con mil personas y no por eso dejas de tenerla. Dicho lo cual, sí estoy de acuerdo en que el autor original de una idea debería ser recompensado, y que una manera de hacerlo es con una ley que lo haga "dueño" de sus ideas, así artificialmente, por un tiempo limitado.

Esto una diferencia sutil frente a lo que tú planteas, pero siento que es importante porque me parece que mucha gente asume que la propiedad de una idea es una especie de derecho natural, no una concesión de la sociedad como recompensa por haber creado algo útil.

Y claro, no me parece justo el tiempo que hoy dura la protección a los autores. Yo tengo qué trabajar todos los días para ganarme la papa. ¿Porqué un autor puede crear algo y luego echarse a descansar por el resto de su vida? No es justo. Yo creo que una protección de , como digo, unos diez años---quizá renovables por una vez, como era hace unos siglos, sería justo.

En fin. Gracias de nuevo, Fanelian. Realmente aprecio poder discutir cosas como estas, y refinar mi apreciación del mundo :)
Blogger Herel dijo:
Bueno, eso de que las ideas tienen dueño es muy relativo, se podrían poner muchos peros. Para ser dueño absoluto de tus ideas (ideas por otro lado basadas en lo que has aprendido, y por tanto en ideas de otros a los que jamás has pagado derechos de autor), jamás deberías sacarlas de tu cabeza. No obstante la Ley dice que sí, aunque esto pueda fomentar abusos.

Por un lado, cuando alguien se descarga música, habría que pensar si esa persona, de no habérsela descargado la hubiera comprado. Por ejemplo, me hablan de un grupo y me descargo unas canciones para ver de qué va, o me descargo una canción por la gracia. ¿Están perdiendo esos artistas una venta? no, porque si no pudiera descargarlas, tampoco me las habría comprado. Y la realidad es que la gente se descarga toneladas de música, libros y películas sólo porque pueden hacerlo gratis, no como alternativa a ir a la tienda. No es "me lo descargo porque lo quiero", sino "me lo descargo porque es gratis".

Por otro lado, las discográficas no quieren ver que los tiempos cambian. Antes vendían bajo la excusa de un soporte, ahora ese soporte es prescindible porque el propio usuario aporta su propio soporte. Sólo haría falta vender un sonido, o unos datos. Es normal que mucha gente no quiera pagar ni el CD, ni la carátula, ni los gastos de publicidad de la discográfica; sólo quiere el sonido... si es que lo quiere.

Último punto: ni la música, ni la literatura, ni la pintura desaparecerían sólo porque no se vendieran discos, libros o cuadros. porque son actividades que, a diferencia del trabajo, la gente realiza gratis por diversión.
Cuando un producto no se vende, deja de ser negocio, y esa es la única verdad, pero no quiere decir que el producto desaparezca, sólo que no se vende, y no hay más vueltas.

Por tanto, la piratería pone en peligro un negocio, pero no el arte ni la creatividad.

Creo que la filosofía es ésta: cada cual es muy libre de intentar vender lo que quiera, pero si no se lo compran, tendrá que cambiar de trabajo, reconvertir su trabajo actual en un hobby, y dedicarse a algo por lo que sí que paguen (lógica pura).

Y el problema de la música es que hoy en día gracias a los ordenadores, está al alcance de cualquiera: escucharla, grabarla, componerla y producirla.
Luego existen dos formas de enfocar la realidad:

1: Negar la evidencia y empeñarse en que la gente compre lo que no quiere comprar. Como si cuando vas a echar gasolina te obligan a comprar alfalfa para alimentar a los caballos... "oiga que yo no necesito eso"... "pues me lo tiene que comprar igual si quiere la gasolina, y además me tiene que pagar los gastos de siembra, los gastos de publicidad...".

2: Aceptar la realidad y vender otra cosa, o vender de forma acorde con lo que en el mundo actual se compra.

Y una disquera o discográfica no podrá competir jamás con un pirata... ni con alguien que se autoproduzca y se autocostee su propia publicidad (por ejemplo con conciertos, u ofreciendo su música gratis para que la gente le conozca y vaya a sus conciertos).

En estos tiempos un caballo no puede competir con una moto; ni en funcionalidad, ni en precio, ni en gastos de mantenimiento.

Lo único ilícito de este asunto me parece el pirata que se lucra con un producto ajeno, ahí si que tiene sentido la propiedad intelectual: no como restricción a la difusión, sino como restricción al lucramiento con un trabajo concreto de otros.

PD: Toma rollo, creo que ya te solté algo parecido en otro post relacionado con el tema.
Blogger César dijo:
"La piratería pone en peligro un negocio, pero no el arte ni la creatividad."

Podría enmarcar esa frase y colgarla en mi oficina, Herel :)

¿Qué te puedo decir? Estoy de acuerdo contigo por completo.

Cuando digo que una discográfica podría competir con los piratas, me refiero por supuesto tanto a vender la música con soporte como sin él. Un pirata en el metro de la Ciudad de México te vende un CD a $10, menos de un euro. Eso es porque el CD virgen es mucho más barato, y los costos de hacer la copia en casa son casi negligibles. Pero una discográfica puede perfectamente reducir sus costos muy por debajo: estampar un CD cuesta centavos, literalmente, cuando se hace industrialmente; podrían vender discos a 1 euro y aún así tener utilidades de 5 a 1, fácilmente; y eso considerando los demás gastos (pago a los artistas, publicidad, etc.). Y por supuesto, si la gente lo que quiere es comprar en línea una o dos canciones, pues coño, la discográfica debería vendértelas en centavos, que todo lo que vendes en línea es ganancia.

Y eso del pirata que lucra con la obra de otros... mira, yo sí considero que eso es inmoral. Pero eso es porque priva a los artistas de su compensación justa por el trabajo que invirtieron... no porque crea que son más dueños de la peli que el pirata. Y realmente, no tendría empacho en comprar al pirata una película vieja: para títulos antiguos, yo creo que los artistas ya han sido compensados apropiadamente. A la fecha, mi colección de DVD no tiene ningún título pirata, por cierto; pero eso creo que es por la conveniencia del DVD comprado en una tienda, en comparación con la monserga de descargarlo y "quemarlo", o la baja calidad de la típica versión pirata. Léase: dos factores que probablemente desaparecerán en breve.

Eh bueno. Gracias por el rollo, Herel. Por esta vez (y por aquélla), de eso se trata :)
Blogger jobu dijo:
Hay ideas que eticamente no deberían de tener dueño, como por ejemplo los medicamentos. En referente a la música lo peor es como dice Herel comprarselo a empresas piratas que se lucran a costa del autor y de nosotros.
Si los discos de música en vez de 19€ costaran 6€, la gente los compraría más. Sin embargo la industria discográfica sigue poniendolos a ese precio ¿por qué? ¿pierden dinero?. Yo creo que de perder dinero nada de nada.
De todas formas en España tenemos a la SGAE que se dedica a cobrar impuestos por cada cd, dvd, creo que ya de los discos duros de ordenador, querían gravar la conexión de banda ancha porque la gente se dedica a bajarse música o películas. Para empezar con este impuesto ya nos consideran culpables antes de cometer el delito, luego ¿por qué no lo vamos a cometer? y ¿quién me devuelve el dinero que pago de ese impuesto porque yo los cd y dvd los utilizo para videos y fotos propias?.
Tema caliente.
Buscar en el google ladrones y pinchar en voy a tener suerte.
Un saludo.
Blogger Herel dijo:
Bueno, si bien es cierto que al producir millones de unidades se reduce el costo por unidad, y en ese sentido a una discográfica las copias le salen más baratas que al pirata... para producir millones hacen falta espectativas de vender millones. Luego se tienen que gastar un pastorro inmenso en la publicidad de ese producto. Y eso que se han gastado en publicidad luego lo tendrá que pagar alguien, por ejemplo el comprador... opss, ya no sale más barato ¿no?.

Y no hablemos de los costes de todos los intermediaros y colaboradores intervinientes en un disco, a los cuales también tiene que pagar el comprador... todo eso se lo ahorra el pirata-lucrativo.

De todas formas, al final va a ganar terreno la distribución por internet, y en este ámbito el soporte no tiene gastos descabellados para nadie.

Sólo quedan los costes de producción y publicidad que harán cada vez más inviable el negocio de la venta de música (pero no el negocio de los conciertos). La única salida que tiene la venta de música como negocio es el cobro de cánones indiscriminados (por comprarte eres culpable de querer grabar música y pagas canon, por tener conexión a internet eres culpable de querer descargar música y pagas canon) y una fuerte represión legislativa sobre la difusión libre de la información. (Vamos, el camino por el que tiran ahora).
En el futuro igual hasta consiguen tener legitimidad legal para espiarnos y conocer el contenido de nuestros ordenadores; Windows vendrá con spyware "legal"... ¿no lo trae ya?
Blogger César dijo:
Tienes razón, con los medicamentos, y otras cosas protegidas por patentes en vez de copyrights, la cosa es aún más fuerte. Las patentes son mucho más restrictivas que los copyrights.

Pero está el tema de la compensación a los inventores, que yo creo que es justo, incluso si el "inventor" es una multinacional. Afortunadamente, el tiempo de protección es mucho menor, pero aún así, también creo que debería reducirse. En el caso de las patentes, quizá 5 años bastarían, que hoy en día deberían ser más que suficientes para obtener un liderazgo en cualquier mercado. Esto para que en el balance la sociedad no siga perdiendo.

Fantástica sugerencia, Jobu, no sabía de ese google-bombing... no habría podido dirigirse a personas más finas que esas :)

Y Herel... justo vengo de leer la "tarta del CD", que me encontré gracias a la sugerencia de Jobu. Así que sí, quizá fui demasiado optimista estimando €1... pero la idea es válida, creo.

Y como sea, yo creo que la música puede seguir siendo negocio sin necesidad de cánones y esas cosas. Un artista que se hace popular por la Internet debería poder ganarse un buen billete dando conciertos en vivo, sin pedos. O incluso distribuyéndose él mismo, que ahora es fácil y la gente, cuando no abusas de ella, es leal y sabe agradecerte, estoy seguro. Claro, las utilidades serían más modestas y no alcanzaría para los Ferraris, las viejas y las drogas... lo cual probablemente le quita algo de "cachét" a la idea, je. Y excluye a los intermediarios ¡horror!

Y de Windows, entiendo que Vista viene ahora mejorado con "DRM", una soberbia adición para garantizar el respeto a los derechos legales de propiedad intelectual. Esto es, no *tus* derechos, sino los de la industria. Lo que me aterra de estas cosas es que logren convencer a la gente de que esto es "correcto" de alguna manera.

Pero no creo que pase. Yo creo que Microsoft ya va de salida (ahora sí :)
Blogger Prismatico dijo:
voy a intetar pasar mas seguido por aqui ya que esto esta muy bueno, lo del encritado se necesiat mas tiempo para verse, ah y no me quiero piratear nada eh jeje salu2 y vientos!!
Blogger César dijo:
Gracias, Prismático, serás bienvenido cada vez.

Y maestro, ¿qué pasó? Aquí no hay necesidad de piratear nada... nomás apegarse a la licencia, que me cae que es alivianada :)
Blogger El Chino dijo:
copyleft
Blogger César dijo:
Gracias por el recordatorio, chino. Yo dependo del copyleft, y publico todo lo que puedo así (aunque, como ves, para este blog opté por lo más cercano al dominio público, reservándome sólo lo indispensable para desalentar el plagio).

No puedo dejar de pensar que es sólo un paliativo ---una aspirina, si gustas--- que algunos bienintencionados aplican a un problema de más fondo. Para mi, la ley está mal.
Anonymous Nittai dijo:
Pues yo creo que las disqueras etc estan intentando evitar, artificialmente, una evolucion natural.

Como se llama este asunto en el que por "usos y costumbres" cambia una ley? Hay leyes que no tienen manera de subsistir porque estan mal diseñadas para una sociedad. Nunca iba a funcionar bien lo de querer regular internet como si no fuera un cambio revolucionario... lo mejor que podrian hacer seria asegurarse de que todo el material que uno puede encontrar en los torrents, se pueda encontrar tambien en bases de datos comerciales u oficiales, y que se pueda bajar a un precio decente y modico (y a la misma velocidad!).

Tampoco siento que sea inmoral de ningun manera, bajar una cancion, una pelicula o una serie de internet, para uso propio. En mi caso es cierto que yo no compraria esas peliculas si no pudiera bajarlas de internet. Las veria si alguien me las prestara, o no las veria. Se me hace que la gran mayoria de downloads no se traduciria en compras si internet no existiera. Entonces que artificial y que distinto a la naturaleza de la internet, el querer que sean ilegales.
Blogger César dijo:
Lo cual es, por supuesto, lo que ocurre siempre con los avances revolucionarios en cualquier cosa. Siempre hay alguien perjudicado, que protesta vigorosamente. Como los libreros de la edad media, cuando el chistosito del Gutenberg fue a matarles el payaso.

No sé si esa situación que dices tenga un mejor nombre... pero se entiende. Probablemente no hay leyes más ignoradas en el mundo que las de la "propiedad intelectual". Eso debería ser la primera indicación de que algo está definitivamente torcido ahí.
Haga clic aquí para dejar un comentario
Crear un vínculo
g